Inicio » Historia Institucional

Historia Institucional

El Centro Ecuménico de Promoción y Acción Social – CEDEPAS, logró constituirse en octubre de 1984 como una asociación civil, de derecho privado; desde su inicio se planteó diversos retos para promover el desarrollo de la Región Central del país.

En los 25 años de vida, CEDEPAS Centro ha vivido tres fases importantes con diferentes contextos sociales, políticos y económicos.

En la primera fase, la institución naciente asimiló diversas experiencias en comunidades campesinas del Alto Canipaco, con familias desplazadas de Ayacucho y Huancavelica, en un contexto de graves conflictos de tierras y desorganización comunal, agravado por la violencia terrorista y militar que tuvo secuelas posteriores de marginación y violencia sociopolítica y económica con relación al campesinado y familias alto andinas. En esta fase CEDEPAS Centro contribuye con aportes en relación a la revaloración de la cultura Wanka, construcción del Centro Cultural de Cucho en el Alto Canipaco y el fortalecimiento de las comunidades campesinas en las dimensiones organizacionales y productivas; se reubica a las familias de la zona sur, contribuimos también en la organización y formación de los desplazados para superar la situación de miseria y desesperación en el Valle del Mantaro. Cabe mencionar que en esta fase iniciamos el trabajo con una perspectiva de formación teológica contextual.

La segunda fase denominada de reorientación institucional y aprendizajes en la gestión institucional, se desarrolla bajo un contexto de apertura de mercados, ajuste estructural, nuevas condiciones de financiamiento, condiciones que caracterizan el auge del neoliberalismo en el Perú. En este contexto se observa una gran demanda por la descentralización y exigencias de mayor calidad en los proyectos para su financiamiento. CEDEPAS Centro logra reorientar sus acciones en modelos de promoción al desarrollo sustentable del sector campesino de la Sierra del país, busca la especialización y el diseño de modelos de gestión en la crianza tecnificada de animales menores, la formación de líderes y lideresas en formulación y gestión de proyectos; inicia la conformación del COREDES en 1996 y se da el Acuerdo de Gobernabilidad Regional y Local como una propuesta institucional. En la parte teológica, logramos la institucionalización del Seminario Andino San Pablo con la finalidad de formar líderes jóvenes y pastores evangélicos.

La tercera fase, denominada de relanzamiento y estabilidad institucional, tiene un contexto similar a la fase anterior. En el ámbito agrícola, una característica importante es el incremento de la demanda de mercados, acentuándose la contaminación ambiental y la inestabilidad ecológica; de otro lado, crece la demanda de productos ecológicos, exclusión de la Sierra andina en las políticas del Estado, políticas económicas y agrarias a favor del sector moderno de la agricultura, etc.

Ganamos experiencia en la organización de Escuelas de Campo con enfoque agro ecológico, constitución de asociaciones de productores ecológicos, en industrialización de productos andinos como la maca; asimismo, logramos incorporar la propuesta a la producción de plantas aromáticas y cuyes en cadenas productivas. Elaboración de la Agenda Agraria para la Sierra rural andina en alianzas interinstitucionales con la finalidad de incidir en políticas agrarias locales, regionales y nacionales.

Otros hechos de importancia son: el proceso de descentralización, la existencia de espacios y mecanismos de participación ciudadana, el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) que trae una serie de desafíos a todas las áreas de nuestro trabajo. De otro lado, pese a las restricciones para acceder a nuevas fuentes de cooperación Internacional, el CEDEPAS logró su posicionamiento como referente local en propuestas de políticas sociales participativas y en alianzas a partir de COREDES.

De todo lo expuesto en el análisis histórico institucional, concluimos que la competencia crítica de CEDEPAS y actualmente CEDEPAS Centro se define a partir de sus habilidades, capacidades, saberes y valores expresándose de la siguiente manera: La educación y formación teológica pastoral contextualizada y gestión agropecuaria sustentable, que producen cambios en el desarrollo humano, incidiendo en la sociedad con propuestas concertadas, que son reconocidas y le dan identidad como una institución Ecuménica en la Región Central del Perú.